• Fernanda

Identidad

Actualizado: 15 de ago de 2019


¿Sabemos quién somos?


¿Para qué descubrir más sobre la persona que somos, lo que realmente nos gusta y cuáles son nuestras fortalezas o debilidades?


¿Qué beneficios o inconveniente puede traernos este proceso?


En realidad, saber quién somos no se trata solamente de saber cómo presentarnos al mundo, cómo conseguir un trabajo o cómo explotar económicamente un talento. Este proceso de conocernos es mucho más intenso y de largo plazo . Es una carrera de fondo que hacemos durante toda una vida y lo ideal es vivir en armonía con lo que somos, fluir con todo y todos aquellos que nos rodean.


Normalmente, solemos iniciar este proceso cuando ocurre algo en nuestra vida que marca un antes y un después, un accidente, una muerte, o una enfermedad. Solemos reaccionar después de algo fuerte (yo lo llamo de "momento crack"). En mi caso fue una lesión, a partir de aquel momento empezó mi introspección sobre mi vida, quién era, mis objetivos ...

Saber quién eres no es poner en un papel un adjetivo o describirse, es sentir la conexión que hay entre tú y el mundo.


Los regalos o beneficios que una persona puede tener con un proceso de autoconocimiento son muchos, pero creo que el más placentero es sentirse feliz en el camino, fluyendo con sus decisiones y sin expectativas sobre el presente o un futuro, el cual es totalmente moldeable según cómo piensas y qué haces con tu aquí y ahora.


Sobre las desventajas de ese proceso, creo que lo peor que puede acontecer es que tengas que afrontar ciertos factores que a lo mejor son más sensibles, es decir: "coger el toro por los cuernos", y claro, eso requiere disposición y mucho amor hacia a ti . Es por ello la importancia de confiar en una buena persona para que te acompañe en este proceso tan importante.


Si a una persona le da pereza invertir en sí misma , seguramente no podrá reclamar que el mundo (trabajo, familia, pareja...) no le reconozca su verdadero valor.


Démonos a nosotros mismos lo que echamos en falta del exterior.


¿Echas de menos el amor? Date amor en primer lugar

¿Echas de menos el respeto? Sé coherente con lo que sientes y piensas para respetarte a ti mismo

¿Echas de menos la paz? Promueve la paz y armonia en tu comportamiento y pensamiento.


Si te ha gustado la reflexión, compártela con tus amigos en cualquier red social y envíame tu feedback (clique aquí), me va a encantar saber cómo te has sentido.


Y si te ha sido útil esta lectura y quieres investigar un poco más sobre este tema u otros, ponte en contacto conmigo (clique aquí) para saber cómo puedo facilitarte el camino.