Momento Crack

Érase una vez una mujer anciana que tras la muerte de su marido quiso aislarse en su casa y no recibir a nadie, ni siquiera a sus familiares. En su soledad se dio cuenta que no sabía por donde seguir su vida, era la primera vez que pensaba en todo lo que tuvo y lo que tenía en aquel momento. La falta de su esposo tenía que ver con aquella sensación, pero lo que más le desestabilizaba era la incertidumbre de su futuro. 

Aunque era una mujer de edad avanzada, sentía cosas por primera vez, se miraba al espejo y no se reconocía, escuchaba sus pensamientos y sentía un vacío interno desesperador. Su silencio mental “gritaba”: y ahora ¿qué? Todos los tipos de pensamientos y emociones invadían su mente. 

Como no le quedaba otra opción, aceptó su momento, estuvo algunos días en silencio y sola. Tras el tiempo de aislamiento, salió de su casa, se dio un paseo corto, volvió, abrió las ventanas y llamó a sus familiares. 

 

Se dio cuenta que estaba triste y perdida y eso no era culpa solamente de lo últimos acontecimientos, sino que también nunca se había escuchado y respetado sus “momentos cracks”. Fueron diversos momentos que estuvo rota por completo y pasó por encima de sí misma, prefiriendo refugiarse en el trabajo o en otra válvula de escape que tenía a mano. 

 

En su periodo de soledad, se acordó de muchos momentos que se sintió perdida, sin un rumbo, sin saber lo que quería y sin permitirse reflexionar sobre eso en ningún momento. Dejó que la vida la llevase a todos los sitios sin darse prioridad. Se dio cuenta que era una persona que lograba siempre lo que se proponía, pero que en realidad era lo que querían las demás y no ella. Lloró mucho cuando tuvo consciencia de todo lo que se apenaba. A la vez se liberó de cargas que no le correspondían y pudo respirar más leve. 

Tras algunos días, sus familiares la vieron distinta y había algunos que le decían que la veían más joven y más dispuesta a disfrutar de la vida.

 

Conocerse a sí misma fue lo que permitió que su verdadera esencia, su verdadero SER pudiera salir y vivir la vida que tanto anhelaba.

 

¡Nunca es tarde para vivir la vida que tanto sueñas!

 

Si esa historia se asemeja en algo a tu vida, ¿qué otra señal necesitas ver para permitirte el cambio? ¿Qué te impide vivir en pleno equilibrio contigo mismo? 

 

¿Qué es el momento crack?

 

Es la palabra que adopté para referirme al momento de pérdida personal, la falta de rumbo y de no saber por adonde ir. El hecho que una persona no sepa lo que quiere no es algo exclusivo de los adolescentes. 

Los momentos de crisis se repiten en distintas edades y existen para darnos oportunidades de entrar en contacto con nuestra esencia. 

 

¿Qué suele hacer una persona cuando está en el “momento crack”? 

 

Normalmente la persona cuando se encuentra en una situación como esa, suele elegir una de las tres opciones a continuación:

1-) intenta afrontar las dificultades, pero al final se rinde porque tiene pereza o bien otras prioridades en la vida. 

2-) reconoce y acepta que el momento es complejo. Además, tiene el compromiso de hacer un cambio profundo.

3-) se aleja de la situación. Deja para otro momento o bien utiliza alguna válvula de escape para que no pensar en lo que le molesta. 

 

La primera y última opción son las más elegidas, en especial la última, dado que este tipo de situación requiere tiempo, inversión en uno mismo y amor propio. 

 

¿Cómo puedo afrontar mi “momento crack”? 

 

El primer paso para que puedas superar tu “momento crack” es RECONOCER que algo pasa, que no estás bien. En seguida es la ACEPTACIÓN. Aceptar que eso te pasa y tener COMPROMISO con querer cambiar algo es fundamental.

 

¿Qué puedo hacer mientras busco ayuda profesional? 

 

Ante todo, estate tranquilo(a) porque momentos duros como ese es lo más habitual en la sociedad que vivimos. No nos enseñan como superar momentos así, ni siquiera nos enseñan a oírnos. 

 

¡Cuida tus pensamientos!

¡Cuidado con lo que pides!

 

Todo lo que deseas de corazón es muy fuerte y tiene alta probabilidad de que ocurra ya que tu pensamiento y energía están orientados a realizar lo que profetizas. En psicología eso se llama “profecía autocumplida”, aportación directa de Merton y Allport en el siglo pasado. 

 

Conócete un poco más, apunta lo que te gusta, lo que te hace vibrar y sonreír. Conoce lo que te hace sentir bien.

 

Si te ha gustado la reflexión, comparta con tus amigos utilizando los botones a continuación y escriba tu feedback más abajo, me va a encantar saber cómo te has sentido. 

 

Y si te ha sido útil esta lectura y quieres investigar un poco más sobre este tema u otros, ponte en contacto conmigo para saber cómo puedo facilitarte el camino.

Escribir comentario

Comentarios: 0