Decisiones

Dime dónde estás y te diré qué decisiones has tomado. 

 

¿Sería posible vivir sin tomar decisiones?

 

Yo personalmente creo que no, aunque optes por no hacer nada, también es una decisión. Así que, teniendo en cuenta que vivir es una constante elección de distintos caminos, pensamientos y comportamientos, te invito a que reflexiones sobre las decisiones que has tomado para estar donde estás y qué está en tus manos para tomar decisiones más alineadas con tu esencia. 

 

Momento actual

 

¿Estás satisfecho con tu vida?

¿Hasta qué punto crees que las decisiones que has tomado en el pasado te llevaron a tu vida actual?

 

Las decisiones buenas o malas en realidad no existen. Cuando tomaste una decisión, fue lo mejor que podías hacer. Seguramente sopesaste las alternativas disponibles y la motivación que tenías para haber elegido la opción que mejor te convenía. 

 

Cuando decimos que fue una mala decisión, lo hacemos desde el momento presente juzgando el momento pasado. Arrepentirse de un hecho antiguo con el conocimiento actual es una trampa de nuestro ego.  Nos hace atribuir un significado erróneo a nuestra decisión y solamente alimenta la desconfianza hacia nosotros mismos de cara a futuras elecciones.  

 

Afirmar que una decisión del pasado te ha llevado al momento actual, es como tener un recuerdo selectivo de algo bueno o malo que ocurrió hace tiempo. Ese recuerdo está totalmente condicionado a las emociones vividas en la toma de la decisión y posiblemente éstas estarán más presentes en la toma de futuras elecciones.

 

En definitiva, no importa si lo que vives hoy es más o menos de tu agrado, lo que sí está en tus manos, es tomar decisiones alineadas con lo que quieres sentir y vivir ahora. 

 

¿Cómo puedo tomar decisiones más alineadas con lo soy?

 

Una primera y gran clave es saber quién eres, qué deseas, dónde quieres llegar…si no lo sabes, por lo menos que tengas algunas sensaciones, un “feeling” de qué puede complacerte ¿Qué te parece si te haces un listado para que puedas reflexionar en ello?

 

Otra pista para estar alineado con lo que eres es verificar cómo sueles tomar las decisiones. 

 

Un día me dijeron, tenemos dos motivaciones principales cuando marcamos un nuevo objetivo/sueño, o bien nuestras decisiones están marcadas para huir del dolor o bien buscando el placer.

 

Resumiendo, conocerse a uno mismo en todos los sentidos hará que te oriente mejor hacia dónde quieres llegar y cómo deseas hacerlo. 

 

Aunque queramos no podemos tener todo y siempre tendremos que tomar decisiones, ir a la derecha o a la izquierda, moverse o quedarse parado, comprar o no comprar, aceptar o no aceptar, en fin, elegir siempre estará presente en nuestro día a día. Lo que sí es común en todos los momento es que, o bien elegimos huyendo del miedo (porque no queremos pasar por una situación determinada) o bien estamos buscando el placer (en búsqueda de la felicidad sin preocuparse con los riesgos, elegimos porque nos apetece y punto).

 

Tras esa lectura, te invito que te contestes la siguiente pregunta hacia ti mismo:  

¿Qué podrías hacer, que dependa solamente de ti, para acercarte aún más a lo que eres? 

Todas las acciones, por pequeñas que sean valen mucho y siempre sumarán hacia tu objetivo. 

 

Tus acciones son las semillas de lo que cosecharás en el futuro. 

 

Recuérdate, el proceso de autoconocimiento cuando está acompañado por un profesional es más fácil. Hacerlo por sí sólo es más complejo, dado que somos seres sociales y el hecho de compartir con alguien se hace más ameno el camino y más eficaz las soluciones. 

 

Si te ha sido útil esta lectura y sientes que es un buen momento para plantearte una evolución personal, ponte en contacto conmigo para saber cómo puedo ayudarte. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Raúl (domingo, 25 marzo 2018 16:56)

    Fabuloso Fernanda. Me gustaría ncanta este artículo y me recuerda muchas de las cosas de las que hemos hablado. Eres genial

  • #2

    Raúl (jueves, 14 febrero 2019 12:56)

    Gracias Fer. Tú artículo sobre la toma de decisiones me ha hecho reflexionar ahora que estoy en un momento de mi vida en el que siento que debo tomar algunas decisiones importantes.